La alimentación en la primera infancia

Recomendaciones alimentarias en niños de 0 a 3 años.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé y favorece que el vínculo afectivo entre madre y niño sea más precoz.
Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Academia Americana de Pediatría (APA) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del niño. A partir de ese momento, y manteniendo la lactancia materna hasta los 2 años de edad o más.

Cada etapa en el desarrollo infantil está determinada por unas peculiaridades y necesidades específicas. Esto quiere decir que la alimentación no sólo debe proporcionar energía para mantener las funciones vitales, sino que tiene que cubrir unas mayores necesidades relacionadas con el crecimiento y la maduración.

Antes de los 6 meses

Lactancia materna exclusiva o lactancia artificial o lactancia mixta.

Los beneficios de la LME son innumerables tanto para el bebé como para la madre y la sociedad.

  • Beneficios para el bebé:

A nivel nutritivo, inmunológico, biológicos y psicoafectivos; como protección frente a infecciones, alergias, reducción del riesgo de muerte súbita, mejora el vínculo materno-filial, etc.

  • La lactancia materna también aporta beneficios para la madre:

A nivel psicoafectivo, biológicos, de practicidad y económicos; como la ayuda en la recuperación física tras parte, empoderamiento de la figura dmaterna y de la mujer, reduce el riesgo de sufrir cáncer de mama y de ovario, así como de tener anemia y osteoporosis, entre otras patologías

A partir de los 6 meses

El proceso de diversificación alimentaria, nunca se ha de iniciar antes de los 4 meses

  • Debe mantenerse la lactancia materna al menos hasta los 2 anys o más (hasta que mamá y bebé decidan)
  • A partir de os 6 meses se irán incorporando progresivamente nuevos alimentos, manteniendo la lactancia a demanda.
  • El momento exacto puede variar según el desarrollo psicomotor del bebé (se mantiene sentado, coge los alimentos y se los pone a la boca…) y el interés que demuestre para probar nuevos sabores y texturas
  • Es conveniente mantener un ambiente relajado y cómodo durante las comidas, evitando distracciones como la televisión y los teléfonos.
  • Es preferible tener una actitud receptiva y tolerante ante un posible rechazo de la comida por parte del niño, ya que un acompañamiento respetuoso y sin confrontación garantiza que estos episodios sean transitorios.

Calendario orientativo de incorporación de alimentos

Tabla extraída de la guía de recomendaciones de la alimentación en la primera infancia de la Generalitat de Catalunya. Agència de Salut Pública de Catalunya dentro del PAAS (Plà Integral per a la promoció de la salut mitjançant l’ activitat física i l’ alimentació saludable. Edició abril 2016.

Recomendaciones generales

  • No ofrecer leche de vaca antes de los 12 meses.
  • Espinacas y acelgas: deben evitarse antes de los 12 meses, y si se ofrecen no deben superar el 20% de la composición total del plato, por el alto contenido en nitritos. A partir del año y hasta los 3 años, es necesario que estas hortalizas no supongan más de una ración al día.
  • La miel: evitar en niñ@s menores de 12 meses por el riesgo de intoxicación alimentaria por botulismo.
  • Pescado: por su contenido en mercurio, en niños menores de 3 años, debe evitarse el consumo de pez espada, emperador, cazón, tintorera y atún. Por la cantidad de Cadmio, l@s niñ@s menores de 3 años no deberían consumir habitualmente cabezas de gambas, langostinos y cigalas o el cuerpo de crustáceos similares al cangrejo.
  • Carne: l@s niñ@s menores de 6 años no deberían consumir carne procedente de animales cazados con munición de plomo porque causa daños neuronales.
  • Es aconsejable incorporar preparaciones diferentes de los triturados.
  • BLW: Baby-led weaning o alimentación autorregulada por el/la niñ@ es el método con el que se ofrecen alimentos enteros (o en trocitos, según el tipo de alimento) que permite a/la niñ@ comer de forma autónoma, favorece el desarrollo psicomotriz, disfrutando de los diferentes gustos, texturas, olores y colores de los alimentos.
  • Cuando el/la niñ@ realice alguna comida en la guardería, es recomendable:
    • Facilitar a las familias las programaciones alimentarias con antelación de al menos 3 semanas, que se pueden ir repitiendo con variaciones.
    • Especificar el tipo de preparación y los ingredientes.
    • Especificar el tipo de carne y pescado para evitar que se repitan demasiado a menudo las mismas variaciones.
    • Que los menús ofrecidos en las guarderías se puedan adecuar a los posibles trastornos o las enfermedades más frecuentes en la infancia (intolerancias, diabetes, alergias…)

Deben evitarse los alimentos que puedan causar atragantamientos: frutos secos enteros – se pueden ofrecer triturados -, palomitas, uvas enteras, zanahoria y manzana crudas, enteras o a trozos grandes – se pueden ofrecer laminadas –


undefined
Ruth Martín

  • Psicóloga Perinatal
  • Asesora de lactancia certificada IBCLC
  • Enfermera de Salud Pública
  • Docente

Bibliografía

Manera-Bassols M, Salvador-Castell G. Recomanacions per a l’alimentació en la primera infància (de 0 a 3 anys) [manual]. Barcelona: Departament de Salut; 2016.

Manera-Bassols M, Salvador-Castell G. Preguntas más frecuentes: PMF. Recomanacions per a l’alimentació en la primera infància (de 0 a 3 anys) [manual]. Barcelona: Departament de Salut; 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: