La importancia de las primeras 72 horas después del nacimiento

Creemos que la lactancia materna empieza cuando nuestro bebé nace. La lactancia materna empieza a constituirse durante la gestación, con la lactogénesis aproximadamente hacia la mitad del embarazo. Y es en el momento del parto, concretamente en el alumbramiento- con la expulsión de la placenta- cuando la progesterona dimisnuye y el lactógeno placentario desaparece para dar paso al control de las hormonas específicas de la lactancia. Nuestro bebé con la succión contínua y a demanda del pecho ejercerá el control endocrino.

  • Durante las dos horas que siguen al nacimiento, el bebé vive el periodo que los expertos llaman sensitivo
  • Las descargas de noradrenalina que el encéfalo ha vertido al torrente sanguíneo durante el parto, hacen que el bebé esté en un estado de alerta tranquila.
  • Durante este periodo es capaz de girar la cabeza, abrir los ojos para buscar el rostro y los ojos de su madre.
  • Los bebés nacen con todas sus capacidades en máxima funcionalidad.
  • Es muy importante que los bebés inicien la LM en este estado de Alerta Tranquila.
  • Los bebés reconocen a su madre de forma táctil y olfativa.
  • Los bebé que hayan tenido la posibilidad de hacer piel con piel y de haber conseguido un agarre biológico o natural, tendrán más posibilidades de mamar de forma exitosa, con menos problemas de agarre ni de disfunciones orales en el bebé. Lo primero que entra en la boca del bebé crea impronta, y la primera toma al pecho produce un pico altísimo de oxitocina
  • La primera leche que nuestro bebé tomará se denomina calostro, es un alimento único y adaptado que cubrirá todas las necesidades específicas los primeros días de vida.

La OMS recomienda iniciar la LM en la primera hora tras el parto.

  • Evitar interrumpir tanto a la mamá como al bebé en ese momento de intimidad.
  • Cualquier introducción de tetinas, biberones o chupetes en este periodo, puede producir un fenómeno denominado “confusión tetina pezón”, llegando a ser un problema importante para el inicio de la LM.

Es vitale que las madres y los padres sean conocedores de la importancia de este proceso, de no separar al bebé de su madre, para que tenga posibilidad de ponerlo al pecho entre 8-12 veces en las posteriores 24 horas al nacimiento para activar correctamente la LM i proporcionar a su cría los nutrientes necesarios, así como favorecer el vínculo materno-filial.

Las visitas interminables en el hospital, los juicios y comentarios en relación al inicio de la LM, pueden suponer un obstáculo para que todo el proceso fluya de forma natura.

Desde Lactea, animamos a todas las familias a acudir a los grupos de apoyo a la lactancia en el tercer trimestre, para poder ver en directo las lactancias y recoger los comentarios y ayudas de las madres mas expertas que ya han pasado por este momento vital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: