Alicia

Buenas, para mí Lactea ha significado ESPERANZA. Llegasteis a mi vida en un punto que os necesitaba de manera urgente … os busqué y aparecisteis. Un Angel picó a mi puerta y me enseñó que había esperanza. Y delante de mí se abrió un camino llano donde antes había una pared de piedra. Me enseñasteis lo que nadie supo hacer hasta ese momento. Aún recuerdo el día que conocí a Ruth y su determinación a que hiciera bien las cosas para dar el pecho a mi hijo. Gracias Ivette por tus palabras de aliento y amor. Sois maravillosas chicas. Un rayo de Esperanza necesario en Esplugues para aquellas que queremos aprender y conocer lo que es la Lactancia Materna. Gracias a todas aquellas mujeres que están compartiendo conmigo este camino y que me enseñan a no seguir dudando en momentos de flaqueza. Gracias a todas y cada una de vosotras, mi tribu!!!!